Sonríe para que el mundo esté celoso de ti.


martes, 3 de enero de 2012

Me dicen que se llama amor.

¿No has sentido alguna vez ese cosquilleo en la barriga al verle? ¿Sentir su mirada sobre tu piel? ¿Notar como tu piel se eriza cada vez que habla? ¿Y esa sensación de estar completa cada vez que pronuncias su nombre?
Yo sí, y puede que no esté lo suficiente preparada para afrontar esa palabra tan fácil de pronunciar y tan complicada de sentirla de verdad.
Siempre me han dicho que esa palabra es algo muy difícil de explicar, que es más de sentir. Un beso, un abrazo, una palabra cariñosa y sincera, pueden ser motivos que lleven a sentir esa palabra, y que cambian tu vida de algún modo.
Te sientes diferente y ya no eres la misma persona, eres más sensible y te preocupas más de ti, de tu aspecto, tu estado de ánimo… sientes aprecio ante cosas que antes pasaban desapercibidas para ti, cosas que antes eran invisibles… te vuelves más detallista y más cariñoso. Eres de algún modo diferente pero a la vez, en tu interior sigues siendo tú.
Entonces tu vida es diferente, ese cosquilleo es más fuerte, esa sensación de su mirada clavada en tu piel, su voz y su nombre hacen que tu cuerpo se estremezca y sientas cosas que nunca habías sentido, entonces te das cuenta de que sientes algo demasiado fuerte.
¿Y sabes? Me dicen que se llama amor.

ACC.

No hay comentarios:

Publicar un comentario